Factores claves para digitalizar tu negocio

Raquel Morcillo de la Cuadra June 1, 2020 17:13

Share:

En el mundo actual, la realidad es que tecnología y la sociedad evolucionan más rápido que la capacidadde adaptación de las empresas nacidas antes de la revolución digital.
La digitalización de las empresas es un tema que está a la orden del día. La transformación digital es obligatoria para las empresas, de ello depende su supervivencia en la actualidad.


En este post te explico los 4 pasos clave que hay que dar para iniciar un proceso de transformación digital.


                                               ¿Que es la digitalización?


Digitalizar una empresa consiste en reinventar una organización a través de la tecnología.
Se trata de implementar nuevas herramientas digitales a la configuración del producto y/o servicio, en alguna o todas las fases de la entrega del mismo al cliente.


Debes decidir qué productos y servicios digitalizar, pero sobretodo identificando aquellos productos/servicios cuyos elementos tradicionales (físicos) están más obsoletos y sean por tanto más susceptibles de ser mejorados a través de la digitalización.

Según las tesis de Darwin, la supervivencia no depende ni de la fuerza ni de la inteligencia, sino de la capacidad de adaptación.


                                                        ¿Por dónde empezamos?


Lo primero que debes hacer es saber bien cuál es tu cadena de valor y quiénes son tus competidores. “Cuando has entendido bien cuál es tu cadena de valor (que es cambiante) y cuáles son ahora tus competidores (por ejemplo, eres una cadena de hoteles y antes tenías como competidor a otra cadena de hoteles y ahora es Airbnb), debes valorar en qué eres bueno y concentrarte en ello”, recomienda Díaz.
Uno de los errores más frecuentes en muchas empresas, que quieren dar el salto tecnológico, es querer acaparar todo a la vez y ya: tener una web, una tienda online, tener presencia en las redes sociales, contar con una aplicación…, pero sin haberse parado a pensar si todo eso le va a aportar valor a sus clientes y, por ende, a su negocio.

La clave, de todo esto, es ¿qué quieres conseguir? ¿Has cuantificado y valorado quién es tu público objetivo? ¿Tienes competencia y qué hace?


                                                    Mide lo que haces


“Fija unos objetivos de negocio y luego analiza si tus objetivos digitales te están llevando a los de negocio. Si todo lo que estás haciendo en tu entorno digital no te está ayudando a conseguir tus objetivos de negocio, mal vas”, recalca De Pinedo..


1-Modelo de negocio.
Escribe un documento que tenga la claridad suficiente sobre la lógica de tu negocio actual, debes entender que es la más relevante en cuanto al éxito financiero del mismo. Aquí se pondrán en evidencia todos los elementos que interactúan y se relacionan con tu negocio.

Es importante observarlo desde una perspectiva objetiva en vez de verlo como empresa o vendedor. Por un lado, lo evaluarás siguiendo el modelo de caja negra, es decir que te enfocarás en las entradas y salidas más que en el proceso interno en sí.


Investiga las necesidades de tus cliente para poder optimizar su experiencia digital. Considera todos los tipos de clientes, consumidores, y usuarios, y evalúa en cuáles encaja mejor la digitalización. Para innovar la empatía es requisito indispensable.

2-Preparar producto.
Es importante que incluyas todos los factores que puedas encontrar, puesto que el modelo de negocio será más preciso y las decisiones que tomes serán más acertadas. Una vez realizado este análisis, cambiaremos la perspectiva y nos enfocaremos en el proceso interno.

Este análisis implica describir qué se hace con las entradas para que se conviertan en salidas. 


3-Perfil del cliente.
En esta fase debes dar un giro completo a tu perspectiva, debido a que tienes enfocarte en las necesidades del cliente. Ahora vas a pensar cómo satisfacer esas necesidades de la mejor forma posible, incluso con valores extras para ser más competitivo.

Una vez descritas, realizarás dos o tres perfiles de personas que tienen esas necesidades, y así podrás visualizar quién es tu cliente potencial y secundarios. Esta parte es muy importante para el mundo digital donde la segmentación del mercado puede seleccionarse fácilmente.
Visualicemos esto con un ejemplo:
Perfil Principal
Género: Masculino
Intervalo de edad: De 18 a 25 años
Ingresos mensuales: De XXXX a XXXXX
Idioma nativo: Español
Comprador: Sí
Consumidor: No

Las características de comprador y consumidor se deben distinguir porque existen muchos casos donde la esta persona no es la misma. Esto significa que algunas veces compramos o contratamos servicios para otras personas.

Un ejemplo muy claro de esto se da en el caso de la venta de artículos de bebés, donde el comprador es el padre o madre y el consumidor es el hijo que acude. Para estas situaciones, ambos perfiles deben analizarse. Es decir que debes analizar tu producto teniendo en cuenta dos perfiles de «cliente».



4- Redes sociales.
El mundo de hoy es social y los negocios no podían ser menos. Sin embargo, no todas las redes sociales son igual de efectivas para todos los negocios.
“Si lo que quieres es generar tráfico masivo hacia tu web, landing page o producto, la más indicada es Facebook, porque permite segmentar mejor a tu público. Instagram catálogo artístico de tu negocio, la parte visual, creativa… De manera que si tu producto no conecta con estas variables, entonces esta red no será la idónea. Pinterest va todavía más allá en la vertiente artística, así que es muy efectiva en sectores como moda, fotografía, decoración. Twitter se ha revelado muy práctico para la experiencia del usuario y para resolver crisis reputacionales, pero tiene menos efectividad como plataforma de branding. Youtube es la red por excelencia de vídeos y es muy buena para posicionar tu marca a través de contenidos de valor y Linkedin es adecuada para desarrollar sinergias y networking”, explica Daniel Dévai, director general de Epsilon Technologies.
Vender a través de redes sociales es ya una realidad.


Asumido este punto, el consejo de Daniel Dévai es: “Ponte a vender cuanto antes. Debes tener todos tus productos etiquetados para que tengan una redirección directa a tu e-commerce. El protocolo en FB es muy sencillo, pero debes invertir en publicidad y generar buenos contenidos”.


⦁ Facilitan la comunicación entre la empresa y sus clientes.
Son una excelente herramienta de comunicación, otra ventaja de las redes sociales es la de ser una excelente manera de interactuar con tu target o público objetivo.

⦁ Anulan las barreras geográficas y temporales.
Por si aún no te has dado cuenta, Internet no tiene fronteras ni de espacio ni de tiempo.

Por tanto, estas plataformas gozan de la misma característica que las hace ser una ventana al mundo 24 x 7 ( sin horarios).

De esta manera, tienes la oportunidad de atraer y fidelizar personas durante todo el día y todo el año.

Excelente herramienta para la colaboración y el networking.
Y a su vez, gracias a una simple estrategia de networking, abre vías a nuevas colaboraciones profesionales con otras personas o empresas.

Un sensacional ejemplo de ello, lo tenemos en conocer el funcionamiento de LinkedIn, por citar la más conocida en el ámbito «profesional», donde podemos conectar con empresas y profesionales de todos los ámbitos.

⦁ Investiga cómo está el mercado.
Opiniones de clientes, nuevos productos, últimos avances tecnológicos, noticias nacionales e internacionales y un largo etcétera, son el pan de cada día en este entorno digital.

El mantenernos siempre informados es una excelente ventaja para que nuestros negocios perduren siempre siendo competitivos.

«La información es poder», este dicho lo conoces desde siempre y en el caso de Social Media no es ninguna excepción a la regla.

Facilitan el estudio de nuestra competencia.
Al igual que tú estás hablando de tu negocio y tratando de atraer nuevos potenciales clientes, tu competencia está haciendo lo mismo.

Entonces, si eres lo suficientemente inteligente como para saber escuchar, además de utilizar algún tipo de herramientas de análisis de la competencia, podrás conocer detalles sobre lo que están haciendo marcas o negocios similares al tuyo.


⦁ Experiencia del usuario.
“El nuevo cliente digital, está superinformado y debe poder encontrar la misma información en cualquier dispositivo”, insiste Abad. “No hay excusas para no escuchar que están diciendo los consumidores. La tecnología está al servicio de la satisfacción del cliente y deben hacer que su experiencia como usuarios sea excelente”, recomienda Bryan McEire. Y, asumido eso, intenta digitalizar esa experiencia al máximo. Para ello hay dos herramientas:

CRM . Son sistemas informatizados de gestión del cliente. “lo que no está escrito no existe. Muchas veces se toman decisiones y es importante que todo lo relevante se trackee luego en el CRM, de manera que toda interacción con el cliente quede recogida”, insiste Agell. Un buen CRM te puede ahorrar hasta un 70% de tiempo en la gestión del cliente.

.MARKETING AUTOMATION El marketing automation se refiere a la automatización de las tareas o acciones relacionadas con la estrategia de marketing.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbase a nuestras mejores historias.

Mantente informado

Obtenga ofertas especiales de los últimos desarrollos de Lobees